Qué debes revisar en tu coche ante el frío

Te damos unas nociones básicas que requiere atención para evitar problemas este invierno.

Neumáticos: Son clave cuando aparece la lluvia. De hecho, es en esas condiciones cuando te das cuenta cuál es la diferencia real entre un buen neumático y uno de marca rara… Por eso, nosotros te recomendamos que instales siempre neumáticos de marcas reconocidas. Revisar las presiones sigue siendo tan fundamental como el resto del año, y también es aún más importante si cabe comprobar el desgaste del neumático, pues de su profundidad dependerá la correcta evacuación del agua. También es importante, como el resto del año, comprobar que no hay daños en el neumático, como cortes, deformaciones… Otro aspecto a valorar son posibles vibraciones a cierta velocidad, algo que delata un desgaste irregular de la rueda o, también, la necesidad de volver a equilibrarla.

Luces: comprobar quetodas las luces funcionan correctamente y, si notáis que las de corto o largo alcance no alumbran con la intensidad que debería, proceded a cambiarla.  Importante poner el intermitente, se cree que con la luz de día puede que no sea suficiente para circular de noche, o cuando hay poca luz (esa luz no ilumina ni la mitad que la de cruce, deslumbra a los que vienen de frente porque está pensada para que se te vea de día y, además, por detrás no se te ve).

Líquidos: Revisar el aceite y, sobre todo, el líquido del limpiaparabrisas y del circuito de refrigeración es algo especialmente importante en estas fechas. ¿Refrigerante? ¿Necesita refrigerarse un motor cuando hace frío? Pues sí, obviamente. Ten en cuenta que es importante que el refrigerante esté en buen estado, pues contiene anticongelante para evitar que la congelación del líquido en temperaturas extremas. Un vistazo al nivel y al color del líquido nos permitirá comprobar que está todo en orden. De todas formas, nunca está de más sustituirlo por precaución cada cuatro años.

Escobillas: Las escobillas de los parabrisas tienden a degradarse por las temperaturas extremas o simplemente por desgaste. Es recomendable cambiarlas una vez al año, si es que aprecias que empiezan a dejar restos al barrer el agua.

Batería: Es la parte más difícil de diagnosticar. ¿Qué podemos hacer? En cuanto una mañana notemos que al coche le cueste arrancar, es muy recomendable sustituirla o hacer una visita al taller para que nos chequeen su estado. Tampoco está de más que te la revisen en un taller si ya tiene un mínimo de tres años, e incluso es recomendable recordarle a tu mecánico que revise su estado cuando acudas a cambiar el aceite, por ejemplo. Si eres de los que usa poco el coche, recuerda que el frío no le sienta demasiado bien a las baterías. Por eso, arrancar el coche y darnos una vuelta de 15-20 minutos al menos cada dos semanas es muy recomendable.

Fuente: Las cinco cosas que debes revisar en tu coche ahora que viene el frío –

Leave a Reply